Distrito de Lucre
  • SIGUENOS EN:

EDUCACIÓN CULTURA Y TRADICIÓN
Municipalidad Distrital de Lucre
Subgerencia de Desarrollo Económico y Turismo

Distrito de Lucre

Lucre como escenario es y ambiente es cuna ancestral de la CULTURA MOYNA, quebrada opulenta que al revedecer sus praderas ofrece sacrosanto alimento para el existir humano, sus ríos y lagunas alimentan flora y fauna sin cesar desde hace milenios y nunca se acaba.

Parajes bellos adornan su paisaje que sin necesidad de echar semillas privilegiadas, crecen expontáneamente bellezs multicolores, desde el rastrero pisccochaqui de las pampas de Tongobamba, los jamanccays color perla de Tincoc y Chelqque, los  cardos amarillos de Santa Rosa y Supayhuaycco, los pantis sonrosados de puna alta, los achanccarays rojos púrpura , hasta los otolos gigantes blancos vigilantes del espacio frondosos que quebradas y riscos.

LUCRE, taza gigante de cinco lagunas donde emiten ruidos de diferentes faunas como la garza o huaccár, los panos Pani y chanco, las choccas, tikes y kelhuas, donde abunda el leqquecho que fue alimento sagrado del Inca Emperador, el cuculi o paloma real andina que con su color plomizo tornasol es adorno y joya viviente del paisaje andino, que más que bello y esplendoroso es aposento de rarezas vivientes que otorgan sinfonía  multicolor al ambiente telúrico lucreño. 

Historia

Lucre tiene un pasado glorioso, muy amplio, profundo, noble, inmarcesible e histórico, en todos los tiempos de su existencia, considerando las épocas de la pre-Historia, pre-Incaica, Incaica, Coloniaje, República, y Contemporánea, se podrá demostrar en el decurso de éste modesto trabajo dedicado con todo afecto a la grandiosa Historia de Lucre.

Con el más profundo respeto y la emoción que sobrepasa lo que en verdad es un sentimiento personal; presento a consideración del lector y muy especialmente a las generaciones jóvenes, el resultado de muchos años de observación en que he acopiado todas las experiencias personales en más de 70 años de haber vivido en Lucre; o sea, lo que vivencial y razonablemente comprobado por mí se inicia en 1932 más o menos; cuando en ésta tierra fecunda y noble no existían los servicios básicos de transporte, agua, desagüe, alumbrado eléctrico, atención de salud y la educación alcanzaba hasta el tercer año de primaria elemental solamente; aún más, existía de tendencia política como anexo del Distrito de Oropesa durante 372 años desde la fundación Española de Oropesa en 1569.

La difícil tarea de escribir la Historia de mi pueblo me obliga hacerlo basándome en evidencias exactas, no se trata de crear leyendas o novelas de fondo modernista, con superfluo argumento romántico.

Toda referencia histórica es una narración de acciones sucedidas realmente en el acontecer humano, con sustento documental y bibliográfico, con las opiniones autorizadas de consagrados escritores que la ciencia del conocimiento del pasado nos obliga consultar. No tienen validez acertórica las simples suposiciones, las adaptaciones espúreas de otras realidades, las creencias en mitos y supersticiones, ni aún las meras referencias transmitidas de generación en generación que no ofrecen certeza histórica valedera.

La Historia del Perú antiguo se ha basado en narraciones de cronistas españoles  que en su mayoría eran sacerdotes que recurrían el Perú en misión evangélica o de adoctrinamiento; también en las referencias de cronistas pro-indianos de estirpe mestiza que acumularon noticias verbales de personas de edad avanzada que ellos también recibieron de otros más antiguos en el proceso de conocimiento que se llama tradición. 

Hoy en día con la evolución y avance con fundamento científico de la Historia, Arqueología, Etnología, Antropología, Arquitectura y otras ciencias auxiliares nos es posible conocer la historia del Perú antiguo con base científica y con datos sistemáticamente ordenados.

Somos concientes que el conocimiento de nuestra historia lo hicieron genuinos maestros de la investigación del pasado, que nos dejaron las mejores luces de la vida de nuestros antepasados, labor inmensamente grandiosa, como lo atestiguan las investigaciones de los restos arqueológicos que han sobrepasado los límites de la indestructibilidad, por cientos de años facturados sólidamente cuando en aquellos tiempos no se conocían el arco, el eje, la polea, el teodolito y otros elementos  técnicos en el trabajo de la construcción.

No podríamos hablar nada sin que haya emergido en nuestra patria la gigantesca y consagrada obra de Julio C. Tello, Luis E. Valcarcel, Manuel Chavez Ballón, José Gabriel Cosio Medina, Luis Guillermo Lumbreras, Federico Kauffman Doig, Emilio Hart Terré, Raúl Pórras Barrenechea, Jorge Basadre, Luis Barreda Morillo, de los extranjeros Wendell Clark Bennett, Jhon Howland Rowe, Gordon Mc Ewan, Dorothy Menzel, Louis Boudin y muchos más de diferentes nacionalidades.

Los mencionados autores han ajustado sus conceptos al rigor científico del registro sistemático de sus conocimientos, recién es cuando se confirma el valor exacto de la Historia  del Perú antiguo.

Los mencionados autores de nuestra historia caminaron incansables por las rutas pérdidas de los antiguos peruanos, hicieron excavaciones para descubrir pruebas irrefutables en su trabajo de campo en los parajes más insospechados, donde encontraron evidencias dignas de estudio y análisis científico, procesados con secuencia cronológica en el tiempo y el espacio para estructurar la verdadera Historia del Perú.

El contenido del presente trabajo considera el proceso histórico de Lucre desde periodos de la antigüedad, con la comprobada afirmación de la existencia de las Culturas Tiawanaco y Wari, como realidades de la época pre-Incaica, los orígenes de su formación esclarecen su evidencia en los restos arqueológicos que actualmente subsisten, a pesar de los efectos destructivos del trascurso del tiempo y de la acción humana que muchas veces ha depredado restos que felizmente a la fecha todavía existen.

Toda la exposición que se hace en éste ensayo considera el proceso histórico de Lucre en sus valores humanos, los aconteceres más importantes ocurridos en ésta tierra, acciones que han marcado prestancia y testimonio histórico de Lucre. Es una verdad innegable que la verdadera Historia emerge de la acción humana, es incuestionable que tienen que ser hombres líderes los que han participado en los hechos más determinantes, como es el caso de las grandes revolucionen que en el mundo han sucedido; se define también que los pueblos como colectividad participante se convierten en realizadores de la historia, en el seno de los pueblos están como anónimos muchas personas que se distinguen en algo, que sobresalen en el común actuar de las masas, hasta en la vida rutinaria hay valores humanos en el acontecer histórico de los pueblos que dejaron huellas de grato recuerdo.

Todas las acciones de las personas más connotadas que en el pueblo de Lucre han hechos que sus actos, su personalidad y su trascendencia son dignos de rememorarlos; que ha inquietado insistentemente en considerar la secuencia de éste ensayo que presento a la valiosa opinión de lector.

No pretendo alcanzar un nivel superior de gran conocedor de nuestra historia antigua, lo que consigna en éste trabajo, provienen del estudio y la consulta que tuve la oportunidad de hacerlo en las obras de reconocidos autores que son los verdaderos maestros de la investigación histórica, quienes nos invitan a leer sus obras para sentirnos orgullosos de haber aprendido algo sobre la realidad de nuestra historia, en este caso sobre la verdad que corresponde al pueblo de Lucre.

El presente trabajo contiene todas las referencias pertinentes a la pre-Historia y el largo periodo de la vida pre-Incaica, a los sucesos mas importantes que ocurrieron en ésta hermosa quebrada,  para conocer a muchos ilustres personajes lucreños, en todos los ámbitos de la acción humana.

Consigno un capítulo especial para expresar una necesaria y justa exposición breve de los personajes más distinguidos de la Cultura Quispicanchina, para poder tener un conocimiento integral de la realidad del pueblo de Lucre, para entender mejor que somos históricamente procedentes de un distrito anterior que estamos ubicados en la jurisdicción de la provincia de Quispicanchis que con su categoría nos comprende y administra, para no olvidarnos jamás que el respeto al origen ancestral es la causa de ser constitucionalmente reconocidos, sobre todo el conocimiento de la sagrada intangibilidad de nuestra procedencia.

Se expresa con intención de hacer justicia humana, el tener que recordarle al lector la trayectoria brillante de muchos ciudadanos lucreños que tuvieron presencia notable en la trascendencia del vivir lucreño, desde humildes y modescos hombres de campo hasta personajes de ilustre alcurnia, que le dieron a su tierra natal gloria y prestancia relievantes, basta para citar os nombres del Valiente de Tarapaca, “La Mariscala” Doña Francisca Suviaga Bernales de Gamarra, la señora Antonia Nadal Picoaga, el Inca Huascar nacido en Lucre, la historia de sus Alcaldes de reconocida prestigio, regidores de alta calidad humana, los bravos arrieros lucreños que impusieron respeto y admiración en el sacrificado trabajo del transporte de carga a lomo de bestia, los que brindaron alegría y jerarquía distinguida en las costumbres de Lucre, como es el caso de la Procesión Nocturna de Viernes Santo, los episodios más resaltantes que el campesinado de Lucre ha realizado con emoción, alegría y entrega total de su entusiasmo y voluntad de hacer mejor las cosas, citando por ejemplo las fiestas religiosas que han demostrado apego ilimitado a la fé cristiana,  con alto margen de alegría en la celebración de cada fiesta como se demostrará en páginas siguientes en una explicación detallada.

Todos los títulos del presente trabajo se refieren al anhelo vehemente de mostrar al lector el valor categórico de  grandes acciones, episodios, determinaciones colectivas que permanecido en el olvido, sin haberse dado la ocasión de rememorarlos.

Es de necesidad obligada el hecho de hacer una aclaración que es la siguiente:

Para comprensión de quien lee éste ensayo, que no llame la atención la oposición paradójica  muy frecuente que hago, de usar terminología muy pertinente en lo que simbolizan los hechos positivos, de personas de elevada categoría espiritual que nos han dejado paradigma de alto valor humano, que ha sobrevalorado el simbolismo y significado de todo lo que fue noble, bondadoso, elocuente en su mensaje, imitable por su enseñanza, plausible en su aceptación de personas de alta coyuntura espiritual que nos han dejado estar frente a una realidad de alto rango social; para éstas distinguidas personas hago usos de términos del más profundo respeto, admiración y reconocimiento, porque se lo merecen, fueron grandes en vida y siguen siendo de elevada estatura aun así que hayan fallecido hace tiempo, perviven en el pensamiento y recuerdo de todo lucreño que ama lo bueno y placentero de la verdad.

También es cierto que consigno en éste trabajo el uso e irrespetuoso de frases y palabras muy duras, hasta muy ofensivas, para los casos de personas que han peldaños negros en la vida de Lucre; lo que sucede es que en muchos casos la ofensa al pueblo es tan infeliz que al expresarme de ellos con adjetivos que redunda en lo irrisorio, grotesco y despreciable, es cuando se analiza el grave daño inferido al pueblo de Lucre que debemos amar sin medida, que quizá de no haber sucedido éstos actos negativos el destino de nuestro pueblo hubiera sido de mejor expectación. Enfatizamos que todo hecho de marginación, ofensa, discordia, maltrato, resulta siendo un oprobioso producto de mala intensión con abominable resultado.

Tengo el presentimiento de que el contenido de éste ensayo alegre los espíritus lucreños, para hacer reflexión de persona bien nacida, rectificar errores para que en un plazo mediato Lucre sea una realidad de ensueño, que eleve su nombre a la admiración de propios y extraños. De toda ofensa involuntaria pido disculpas mil veces, cumplo como necesaria ésta inquietud de justificar significados de palabras muy evidentes.

Clima

El clima como en cualquier lugar de la tierra se da por la consideración de factores que determinan su estado como son, la presión atmosférica, la dirección de los vientos, la humedad relativa y absoluta; por estas realidades el clima en Lucre varía desde el frígido en la Cordillera de Yanacocha, frío en las punas de Pacramayo, Ccolccayqui, Huarcay y Curtay, la quebrada de Yanamanchi hasta Tincuq tienen un clima de transición del frío moderado al templado benigno; Lucre en su sector urbano registra un clima templado, estable por ser zona quechua propiamente dicha, los sectores de Huacarpay, Wayllarpampa y Huambutío por la influencia del Cañón de Vilcanota sector de Vilcabamba a Incachaca y los vientos de las alturas de Sierrabella, registra un clima templado en las mañanas y ventoso en las tardes, efecto que no llega a Lucre por la acción de atemperamiento de las lagunas de Waton y Unca.

Como llegar

Lucre está situado en la región sur-oriental del departamento del Cusco, en el ramal sur-este de los Andes orientales, siendo las montañas de Paruro, Paucartambo, Acomayo, Oropesa y San Jerónimo los que limitan físicamente a Lucre.

Su ubicación geográfica se considera en la coordenadas 13° 14´ - 13° y 42´ latitud sur, 71° 42´ - 77° 50´longitud oeste, con una superficie que acerca a 250 kilómetros cuadrados que equivale al 3.2% de la extensión total de la provincia de Quispicanchi que tiene 7,862 kilómetros cuadrados, estando en el sétimo lugar en extensión entre los once distritos que Quispicanchi.